miércoles, 21 de septiembre de 2011

PROYECTO GRAN SIMIO CONTRADICE UN ESTUDIO DE NATURE SOBRE LA MALARIA EN LOS GORILAS

PROYECTO GRAN SIMIO CONTRADICE EL ESTUDIO PUBLICADO EN LA REVISTA NATURE SOBRE QUE LOS GORILAS SEAN PORTADORES DE LA MALARIA Y PUEDAN CAUSAR SU CONTAGIO AL HOMBRE.

21/SEPTIEMBRE/2011

Proyecto Gran Simio, ante la investigación publicada en la revista Nature en la que señala a los gorilas como portadores del protozoo Plasmodium falciparum causante de la Malaria y que afecta a millones de personas cada año, advierte del grave error en tales conclusiones, vertiendo una falsa acusación que igual que en el caso del SIDA, han responsabilizado a los grandes simios de tener enfermedades que ellos nunca han sufrido y que han sido consecuencia de actividades humanas.

Según han señalado los autores en la mencionada revista, en trabajos futuros intentarán saber cuándo tuvo lugar la transmisión y si la presencia de P. Falciparum en los monos supone un riesgo, ya que en caso afirmativo los gorilas portadores podrían contagiar a seres humanos en momentos en que la deforestación favorece el contacto entre ambos”.

Para Gran Simio, el caso del SIDA en el que se culpa al chimpancé de su origen y propagación, se debió a la elaboración de vacunas usando como sustrato riñones de chimpancés, y en el caso de la malaria es consecuencia de las terribles condiciones de vida de las poblaciones donde ha surgido.

“Los grandes simios comparten con el hombre millones de virus, bacterias y protozoos con los que sus organismos están en equilibrio en condiciones naturales y son las actividades humanas destructoras de este equilibrio las responsables de la malignización de estos componentes esenciales de los organismos y ecosistemas”, ha declarado Máximo Sandín, Doctor en Biología y asesor científico del Proyecto Gran Simio en España.

Sandín explica que el protozoo P. falciparum, es transmitido por la hembra del mosquito Anopheles, siendo el más común de las cinco especies de Plasmodium que produce la malaria en el hombre.

Para Pedro Pozas, Director Ejecutivo de Gran Simio, entiende que la obtusa concepción de la lucha de la Naturaleza y contra la Naturaleza según la cual todos sus componentes están en permanente competencia, lleva a convertir a los grandes simios en culpables de estos males y se corre el grave riesgo una vez más como se hizo con los chimpancés y el SIDA, de ser objetos nuevamente en este caso con gorilas, de nuevos y desorientados estudios biomédicos al considerarlos “portadores” y “transmisores” de la enfermedad sin que en ellos se desarrolle.

Desde Proyecto Gran Simio se hace nuevamente un llamamiento para poner fin a la experimentación con grandes simios y otros animales al existir técnicas suficientemente avanzadas para que las investigaciones que se realicen se lleven a cabo son que ningún ser vivo sufra.

FIN DE COMUNICADO